Arqueología clásica

1.-  La Casa del Larario de Bilbilis

Autor 1: Carlos Sáenz Preciado
Autor 2: Manuel Martín-Bueno
Autor 3: Oscar Bonilla Santander
Autor 4: Claudia García Villalba

La Casa del Larario se ubica en la zona central del Municipium Augusta Bilbilis, próxima a los accesos de foro. Los trabajos se iniciaron en 1981-1982, retomándose su excavación en 2005, continuando hasta la actualidad.

La vivienda, edificada en época augustea, presenta dos fases principales de ocupación: una primera, que se mantuvo hasta mediados de los años 50/55, y una segunda flavia, en la que se aprecian importantes reformas interiores. Todas las estancias presentan pavimentos de signinun o de mortero blanco, así como conjuntos pictóricos que muestran dos corrientes pictóricas: la primera fechada en la primera mitad del s.I y la segunda en época vespasiana, que corresponden a sus dos fases de ocupación.

La vivienda, en disposición aterrazada, es un ejemplo del complejo urbanismo de la ciudad que tuvo que adaptarse a la peculiar orografía de Bilbilis, en el que las casas, como ya mencionó el poeta Marcial, se adecuaban escalonadas a las laderas. En la zona suprior se situaba la zona noble de la casa, dispuesta en torno a un  atrio testudinado en el que se situó un sacrarium, o capilla religiosa, decorado con molduras y apliques figurados. En un plano inferior se ubicaba un gran torcularium de vino, del que se han conservado los soportes de las prensas y sus lagares, así como varios almacenes y espacios vinculados a la comercialización del producto (tabernas abiertas al cardus maximus), en los que actualmente se centran las campañas arqueológicas de los últimos años, descubriéndose en la campaña de 2017 un importante vertedero de material de almacenaje que se encuentra en vías de excavación. El complejo dispuso de dos grandes cisternas de almacenamiento, una de agua de uso privado y la segunda relacionada con sus labores vinícolas.

La domus es abandonada a finales del s.II o inicios del s.III, transformándose parcialmente en un recinto artesanal en el que se han documentado caleras y espacios de acopio de elementos marmóreos para ser quedamos (molduras, placas de revestimiento, capiteles, y elementos epigráficos) y que hay que vincular con el momento de crisis y abandono de la ciudad.

2.- Monumentalización y desarrollo de las ciudades romanas del Prepirineo oscense.

Autor 1: José Ángel Asensio Esteban
Autor 2: Ángeles Magallón Botaya

En la presente comunicación  se analiza la evolución urbana y el proceso de monumentalización de las ciudades romanas y otros asentamientos ubicados en la vertiente meridional de los Pirineos. A través del análisis de los vestigios se relacionará su evolución y transformación urbana con su historia política.

3.-  Posible área sacra localizada la ciudad romanorrepublicana de La Cabañeta (El Burgo de Ebro, Zararagoza).

Autor 1: José Antonio Mínguez Morales
Autor 2: Alberto Mayayo Catalán

Planteamos, para la ciudad romanorrepublicana de La Cabañeta (quizá el oppidum de Castra Aelia citado por Tito Livio), la hipótesis de la existencia de un área sacra porticada en cuyo centro se elevaría un templo. La excavación de esta zona fue una intervención de urgencia, realizada como consecuencia de unas extracciones incontroladas de tierra. Debido ello, los restos se hallaron enormemente destruidos y la estratigrafía muy alterada.

Ese espacio porticado, y la construcción que albergaba en su interior, se levantaron en un sector relevante de la ciudad, junto a unos balnea dotados de un circuito doble y de una gran palestra.

A continuación de los baños, por su lado este, los primeros elementos que se localizaron tras el muro de la palestra fueron una serie de basas de columna pertenecientes a un pórtico, que albergaría en su interior a un espacio de grandes dimensiones, cuya superficie aproximada sería de más de 750 m2. La mayor parte del lado norte de la porticus había desaparecido hace años por la erosión de la terraza del río Ebro, junto a cuyo borde se ubicaba. Mientras que los lados este y sur habrían sido destruidos por la acción del ser humano. En el interior, prácticamente arrasado, de este espacio porticado se descubrieron escasos restos de un edificio. Se trataba de unos pocos sillares que conformarían la base sobre la que se asientan las molduras inferiores de un podio. Aunque los elementos conservados in situ son escasos se encontraron fragmentos de decoración arquitectónica que, además de evidenciar la monumentalidad que el conjunto debió poseer en origen, pueden aportarnos los indicios necesarios para la identificación del edificio con un templo.

4.-  Larraz. Una villa periurbana en el entorno de Cabeza Ladrero

Autor 1: Ángel Antonio Jordán Lorenzo
Autor 2: Vega Orozco Legaza

El Proyecto Arqueológico de Cabeza Ladrero lleva desarrollándose desde su aprobación en el año 2016 con el objetivo de estudiar el yacimiento arqueológico de Cabeza Ladrero (Sofuentes/Sos del Rey Católico) y su entorno. En este contexto, entre los años 2016 y 2017 se han realizado prospecciones intensivas en el barranco de Valdeoscura, situado al oriente de la ciudad de Cabeza Ladrero e identificado como el principal recurso hídrico de la zona. Gracias a estas campañas se han identificado seis asentamientos de diverso tipo, pero con una común cronología romana, entre los que destaca por su cronología, cantidad y calidad de material el de Larraz, que queremos presentar en esta comunicación.

La identificación de este yacimiento confirma la fuerte tradición oral existente en el pueblo de Sofuentes en relación al hallazgo de diversos materiales arquitectónicos en la primera mitad del siglo XX en las parcelas donde se sitúa este enclave y que fueron trasladados a caseríos vecinos. Estos datos, junto al estudio de colecciones privadas de materiales y de los propios resultados de las prospecciones permiten poder plantear la posibilidad de que se trate de un asentamiento tipo “villa”, que estaría situado en las inmediaciones de Cabeza Ladrero y cuyo primer propietario tal vez haya podido ser identificado en un epitafio erróneamente atribuido a la ciudad de Cabeza Ladrero pero que ahora, gracias a los testimonios locales, puede ser concretado en este asentamiento.

5.- La villa romana de La Dehesa (Tarazona, Zaragoza). Sondeos arqueológicos de 2012.

Autor 1: Carlos García Benito
Autor 2: Pilar Diarte-Blasco
Autor 3: Romina Luesma González
Autor 4: Julián Pérez Pérez

El Centro de Estudios Turiasonenses (CET), a través de su plan de investigaciones arqueológicas, ha llevado a cabo en los últimos años una intervención arqueológica en la conocida como ‘villa de la Dehesa’, ubicada a pocos kilómetros de la antigua Turiaso, que ha comprendido, entre otras actividades, una serie de sondeos que fueron precedidos y acompañados de una prospección arqueológica en el territorio y otra geofísica – con georradar y magnetómetro – sobre la propia villa.

Una vez ya mostrados los resultados y las conclusiones de la investigación geofísica en otros foros arqueológicos, con esta nueva presentación pretendemos dar a conocer los resultados arqueológicos de los sondeos realizados, tanto a nivel estructural, como a nivel de los materiales arqueológicos recuperados.

Además, se realizará un repaso en las investigaciones de este lugar y se trazarán las líneas de trabajo para el futuro, que esperamos permitan poner en valor este importante yacimiento arqueológico.

6.- Investigaciones arqueológicas durante 2016 y 2017 en el “Cerro del Calvario” de Tabuenca (Aragón, España)

Autor 1: Óscar Bonilla Santander
Autor 2: Begoña Serrano Arnáez
Autor 3: Ángel Santos Horneros
Autor 4: Miriam Pérez Aranda
Autor 5: Carlos Valladares Lafuente
Autor 6: Alicia María Izquierdo

El asentamiento del “Cerro del Calvario” se localiza en el término municipal de Tabuenca, en la comarca del Campo de Borja. El yacimiento se conoce desde la década de los 60 del siglo XX gracias a Pedro Pablo de Aparicio y a las investigaciones de Isidro Aguilera Aragón dentro de los trabajos de prospección del Centro de Estudios Borjanos perteneciente a la Institución Fernando el Católico. A partir del año 2016 y gracias al Ayuntamiento de Tabuenca se han realizado dos campañas de excavación arqueológica en el Cerro del Calvario y de prospección arqueológica en el término municipal de Tabuenca. Las dos campañas de excavación han permitido intervenir en un total de 130 metros cuadrados en dos sectores dentro del asentamiento documentando una ocupación en el poblado entre los siglos II-I a.C. Las prospecciones arqueológicas han permitido localizar una docena de escoriales de transformación de mineral de hierro junto a un conjunto de labores mineras preindustriales en yacimientos minerales de óxidos de hierro y cobre. En la presente comunicación presentaremos los resultados de las investigaciones arqueológicas durante los años 2016 y 2017 en el asentamiento y en el territorio poniendo de relieve la importancia de este “poblado minero-metalúrgico” dentro del distrito minero antiguo de la Sierra del Moncayo y su función como centro rector y organizador de la explotación del mineral de hierro y cobre en la Antigüedad.

7.- El yacimiento íbero romano de San Miguel III: nuevas actuaciones y resultados

Autor 1: Eva María Giménez Gracia
Autor 2: Francisco Giral Royo

El yacimiento ibero romano San Miguel III en el TM de Castejón de Monegros (Huesca) ha sido objeto de diferentes trabajos arqueológicos desde su descubrimiento en 2006.

Las actuaciones arqueológicas llevadas a cabo en el citado yacimiento han sido tres campañas de excavación manual, realizadas respectivamente en 2012, 2016 y 2017.

En la primera de las campañas se excavaron unas estructuras en la parte norte del yacimiento, delimitándose 3 estancias.

En 2016 se llevaron a cabo excavaciones arqueológicas en este caso en el sector sur del yacimiento, en una zona de estructuras delimitada durante ese mismo año en los denominados “Fines de semana arqueológicos” contando con la presencia de voluntarios de la zona. Estas labores permitieron la localización en superficie de un conjunto de habitaciones de grandes dimensiones que fueron excavadas en su práctica totalidad durante el I Curso de Arqueología San Miguel III” (Agosto de 2016.)

En 2017 las labores realizadas fueron el estudio con geomagnético de la superficie total del yacimiento y el II Curso de Arqueología San Miguel III.

En este artículo se presentan los resultados de las tres actuaciones llevadas a cabo, especialmente de los resutaldos obtenidos con los estudios geomagnéticos.

 8.- Soporte para una plataforma nueva de investigación arqueológica en vidrio (esqueuomorfos) (HAR2015-64142-P) (MINECO/FEDER, UE)

Autor 1: Juan Ángel Paz Peralta
Autor 2: Esperanza Ortiz Palomar

En nuestro ámbito, denominamos esqueuomorfo a la simulación de un material en otro, siendo los elementos estructurales del original rasgos decorativos del segundo. Trataremos sobre la formulación, ejecución y proyección del fenómeno con vidrios y piedras.

Los primeros objetos fabricados en vidrio fueron abalorios azules (III milenio a.C.) que “imitaban” piedras preciosas (lapislázuli y turquesa), abriéndose un proceso ininterrumpido de esqueuomorfos extendido a recipientes, adorno y arquitectura. Su momento álgido se dio entre Augusto y Nerón, hasta el siglo IV. Las simulaciones de piedras ornamentales y preciosas, ampliadas a diferentes sustancias de aspecto pétreo como ámbar, azabache, coral, marfil, nácar y perla, están extendidas culturalmente, sobre todo, en el Mediterráneo y Oriente, conviviendo con materias nobles (oro, plata piedras, ornamentales y preciosas) y manufacturas de transformación.

Alusiones esporádicas y generales en la bibliografía hacen que el estudio tenga vocación de inédito. Es un proyecto inclusivo iniciado con los yacimientos de las colonias Celsa y Cesar Augusta. Las identificaciones acreditadas son un gran avance, pero nos importa igualmente todo lo que trasciende al producto: influencias, razones, interacciones, etc. La notoriedad de los hallazgos ha generado una coordinación científica de especialistas y distintas disciplinas (Arqueología -piedras y vidrios-, Arqueometría -análisis químicos y físicos-, Historia Antigua, Filología Clásica, Historia del Arte, Geología -Mineralogía/Gemología/Paleontología- y Museología) que discurren simultáneas y cruzadas, para: reconocer el escenario espacio-temporal, técnicas y tecnologías, reciprocidades artesanales, mercado, iconografía, clientela, gustos y modas, comercio, difusión, valor, funciones y significados de uso, etc.; rastrear terminología y noticias de los textos clásicos; crear herramientas prácticas y patrones estratigráficos, sistematizar una base de datos catalográfica abierta e individualizar aplicaciones extensivas a otros materiales.

9.- Proyecto arqueológico Bursau-Borja (Aragón, España)

Autor 1: Begoña Serrano Arnáez
Autor 1: Óscar Bonilla Santander
Autor 3: Ángel Santos Horneros
Autor 4: Alicia María Izquierdo
Autor 5: Carlos Valladares Lafuente
Autor 6: Miriam Pérez Aranda

El yacimiento arqueológico del Cerro del Esquilar constituye la zona más antigua de la ciudad celtibero-romana de Bursau. En los años 1978 y 1979 el Centro de Estudios Borjanos y el Museo de Zaragoza realizaron excavaciones arqueológicas que han estado abandonadas y desprotegidas hasta ahora. Casi cuarenta años a la intemperie habían supuesto la desaparición de los muros de adobe descubiertos, el desplome de los perfiles antiguos y la aparición de nuevos restos que estaban en riesgo inminente de destrucción definitiva.

El objetivo prioritario de esta primera campaña de 2017 era detener el deterioro de las estructuras excavadas en los años 70 conservando las que han resistido el paso del tiempo y la erosión para plantear en las próximas intervenciones su musealización. Paralelamente a las actuaciones de restauración y conservación se realizó una excavación arqueológica contigua a la intervención de los años 70. La intervención se desarrolló en un área de 24 metros cuadrados en la que se alcanzaron los niveles de la Edad del Hierro. La intervención arqueológica ha permitido documentar las tres fases de la ciudad localizada en el Cerro del Esquilar, la primera correspondiente a la Edad del Hierro con cerámicas pulidas y realizadas a mano junto con cerámicas celtibéricas a torno. La segunda fase corresponde al siglo II antes de Cristo y ha permitido la documentación de un potente nivel de derrumbe de los muros de adobe de las plantas superiores del edificio, donde gracias a unas excepcionales condiciones de conservación se han localizado las vigas de madera de más de 2100 años de antigüedad. A esta segunda fase corresponde un conjunto de cerámicas importadas desde la península itálica, tanto de servicio de mesa como cerámicas de Barniz Negro y ánforas itálicas para el transporte de vino, junto con un interesante lote de cerámica celtibérica. La tercera fase correspondiente a la última ocupación del Cerro del Esquilar en el siglo I a.C. ha permitido localizar estructuras murarias construidas en piedra, junto a abundante restos de cultura material caracterizados por la presencia de materiales importados del resto de la península ibérica como cerámicas ibéricas pintadas, cerámicas de paredes finas y numerosos objetos metálicos de hierro.

10.- Planteamiento urbano de la ciudad de Valdeherrera (Calatayud, Zaragoza) a partir de prospecciones geofísicas

Autor 1: Carlos Sáenz Preciado
Autor 2: Roger Sala Bartrolí
Autor 3: Manuel Martín-Bueno
Autor 4: Pedro Rodríguez Simón
Autor 5: Helena Ortiz Quintana Escardivol

En el marco del proyecto de investigación desarrollado en el yacimiento de Valdeherrera se han realizado trabajos de prospección geofísica en las parcelas colindantes al sector central en donde se desarrollan excavaciones desde 2006. Los objetivos de esta intervención se centran en el reconocimiento y descripción de los restos de la trama urbana del yacimiento en una zona de trabajo de 16782 m². La prospección geofísica se dividió en dos intervenciones diferenciadas sobre diferentes áreas. En la primera fase se ha realizada la prospección con georadar en extensión en la parcela 297, cubriéndose una superficie de 6452 m² La segunda fase consistió en la prospección magnética en la parcela 288., cubriendo 10330 m².

La prospección magnética ha permitido delimitar una importante extensión con restos constructivos situada al norte del área de excavación (parcela 296), identificados  como horreas, que presentan un alto grado de rubefacción vinculado con fuego intenso, lo que permite plantear la hipótesis de una destrucción violenta que podemos actuar, conocidas las vicisitudes históricas de la ciudad, en época sertoriana.

Se ha definido un conjunto de estructuras articulados mediante calles orientadas en sentido norte. Éstas se disponen según una periodicidad de entre 42 y 44 m entre ejes, lo que permite interpretar las estructuras internas de 4 posibles ínsulas. Se ha identificado con claridad el trazado de 5 tramos de calle con una anchura aproximada de 8 m. El establecimiento de este módulo permite extrapolar los datos y prolongar el desarrollo de estas calles conocidas, tanto por excavación como por geofísica, permitiendo plantear una retícula de 5 calles longitudinales (norte-sur) y una transversal (este-oeste). Este trazado hay que relacionarlos, con los datos registrados en 2007 en la intervención realizada en la denominada Puerta Sur. La orientación de este acceso es coincidente con la prolongación de la calle identificada en la parcela 296,  lo que podría plantearse su identificación con uno de los cardines principales del asentamiento.

Del mismo modo, es posible extraer conclusiones en relación a la modulación de las insulae. Si bien la calidad de lectura GPR no permite un detalle definitivo en relación a la trama doméstica, si aporta importantes elementos para el establecimiento de referencias relacionadas con el planteamiento urbanístico. Los tres espacios interiores entre calles que se marcan completamente presentan una medida de anchura constante aproximada de 35 m, es decir, 1 actus (tomándolo como 35,489 m o 120 pies).

Por desgracia, los datos disponibles hasta el momento no permiten delimitar su largura real. Sin embargo, y aunque las distribuciones espaciales del urbanismo en las ciudades hispanas no son constantes podemos plantear como hipótesis inicial de trabajo el módulo de 1 x 2 actus, quizás el más estandarizado y presente en ciudades de cronologías similares. Extrapolando estos módulos de anchura de calle y de medida de ínsulas al conjunto de las 45 ha del yacimiento el resultado, suponiendo la existencia de un patrón de trazado de urbanismo ortogonal constante, resulta perfectamente coherente en su distribución con los límites del asentamiento.

11.- Un enterramiento infantil de época bajoimperial en el río Vero

Autor 1: Rafael Domingo Martínez
Autor 2: Lourdes Montes Ramírez
Autor 3: Vanessa Villalba Mouco
Autor 4: Marta Alcolea Gracia
Autor 5: José Antonio Cuchí Oterino
Autor 6: José Luis Villarroel Salcedo

En el cañón del río Vero se ha localizado en el abrigo del Tragaluz Norte, en la zona de Mallata, un esqueleto infantil casi completo acompañado de otros restos materiales de los cuales el más significativo es un pequeño arco en madera de avellano. El yacimiento, situado en un abrigo colgado en un acantilado casi inaccesible, presenta un canchal de lajas en cuya parte superior se preparó una fosa donde fue colocado el cuerpo.

Otros restos constructivos localizados en el pequeño abrigo son un muro de piedra seca en la zona septentrional y varios encofrados de barro situados en un lóbulo de la pared. Son elementos quizás relacionados con la instalación de un arnal (las arnas son colmenas tradicionales de caña trenzada cubierta de barro), frecuentes en diversos enclaves del río Vero.

Entre los escasos materiales localizados además del arco, cabe citar unos fragmentos cerámicos poco significativos, algunos pedazos de madera de carrasca, pequeños trozos de tejido de lino y unos recortes de caña. El esqueleto, que apareció en su mayor parte desplazado fuera de la fosa (¿quizás revuelto por un animal?), pertenecía a un niño de unos 9 ó 10 años de edad que no presentaba problemas de salud relevantes. Entre los escasos trozos de cráneo recuperados apareció un fragmento de parietal derecho en cuya parte baja presentaba una fractura perimortem, probablemente causada por una caída que le produjo la muerte.

Cinco fechas radiocarbónicas obtenidas sobre los diferentes materiales orgánicos enumerados datan este enterramiento en la primera mitad del siglo IV dC.

12.-Adornos funcionales en las fíbulas tipo  Omega

Autor 1: Romana Erice Lacabe (rerice@zaragoza.es)

Una fibula tipo Omega hallada en el yacimiento de La Caridad en Caminreal (Teruel) presenta, de manera excepcional, un adono unido a es tipo de broches que muestra que debía de ser habitual que este tipo de fíbulas llevaran adornos funcionanes. Unas piezas que mejoraban la estabilidad de la prenda en su posición

Anuncios