Patrimonio

1.- El arte rupestre en Aragón y su gestión entre 1998-2017: veinte años en la lista del Patrimonio Mundial.

Autor 1: José Ignacio Royo Guillén
Autor 2: Blanca Latorre Vila

La inclusión en 1998 del arte rupestre de Aragón en la lista del Patrimonio Mundial, supuso un punto de inflexion, tanto en la percepción social de este tipo de manifestación cultural, como en su gestión, documentación, protección y difusión, tanto administrativa como científica. Los cambios en los últimos veinte años pueden considerarse como espectaculares: de 163 enclaves rupestres declarados en 1998, se ha pasado a 550 en 2017, lo que ha supuesto un enorme esfuerzo por parte de las administraciones implicadas, en especial la autonómica que es la que cuenta con las competencias exclusivas en este bien. Al mantenimiento de un inventario abierto, -IARA-, así como a la protección juridical y legal de este legado patrimonial, se ha sumado una apuesta decidida por su protección a través de una cuidada política de cerramientos, y de un intento más que exitoso de promoción y difusión social a través de los Parques Culturales del río Vero, del Maestrazgo, del río Martín y de Albarracín.

Pero estas acciones no serían plenamente efectivas, sin el concurso de investigadores y profesionales que a través de equipos más o menos consolidados, han contribuido a la ampliación de la nómina de yacimientos, a su documentación exhaustiva, al estudio de sus patologías y a la difusion social y científica de dichos estudios, labor que se ha visto enormemente facilitada por la aplicación de las nuevas tecnologías, tanto en el apartado de la documentación gráfica de las manifestaciones rupestres, como en el estudio de patologías y alteraciones del soporte rocoso y de la propia producción gráfica, así como de las intervenciones preventivas derivadas de dichos análisis previos. En este sentido debemos destacar los distintos proyectos de monitorización del arte rupestre aragones que han permitido establecer parámetros científicos para la aplicación de un protocolo de intervención en este bien patrimonial.

2.- Análisis sobre la difusión social y la accesibilidad del Patrimonio Arqueológico a través de los Parques Culturales de Aragón.

Autor 1: Hugo Palacín Jordán

El Patrimonio Arqueológico forma parte de un conjunto mucho más amplio denominado Patrimonio Cultural. Como podemos ver en los documentos internacionales de la UNESCO, ICOMOS, el Consejo de Europa y la Unión Europea o en la legislación española y aragonesa, las principales preocupaciones en torno al patrimonio son su protección, conservación y difusión.

En la Comunidad Autónoma de Aragón se optó por la figura de los Parques Culturales, creados por las Cortes de Aragón con la Ley de Parques Culturales (1997), una normativa pionera que aúna la protección y promoción de forma conjunta del Patrimonio Natural y Cultural, tanto material como inmaterial, quedando englobado también el Patrimonio Arqueológico.

Teniendo en cuenta el derecho de la sociedad para acceder a la cultura y que la razón última de ser del patrimonio es su uso y disfrute por dicha sociedad, hemos analizado el estado del Patrimonio Arqueológico dentro de los Parques Culturales de Aragón y como ha afectado esta figura para su difusión y accesibilidad.

A través del estudio de los datos estadísticos y geográficos obtenidos del SIPCA, IAEST, DGA, Oficinas de Turismo de Aragón, Carta Arqueológica, Archivo Documental del Parque Cultural del Río Vero y Guía Virtual CARP, hemos podido realizar un análisis DAFO y finalizar con una serie de propuestas de mejora para hacer más accesible y visitable el Patrimonio Arqueológico en la Comunidad Autónoma de Aragón

3.-  La conservación invisible de Caesaraugusta: pervivencia del uso de los espacios en 2.000 años de historia.

Autor 1: Rubén Castélls Vela

La manera más común de la conservación del patrimonio es la existencia de restos materiales, los objetos y estructuras arquitectónicas que han sobrevivido durante siglos o a veces milenios. Si tomamos como ejemplo el pasado romano de Zaragoza, Caesaraugusta ha reaparecido ante nuestros ojos de una manera, aunque muy fragmentada, realmente significativa: murallas, cloacas, cimentaciones del espacio foral, estancias de las termas públicas, estructuras del teatro, pavimentos de viales, mosaicos de domus y múltiples objetos muebles trabajados en piedra, barro, hueso o metal. Todo ello configura la parte visible de la conservación de una ciudad romana la que más se ha estudiado, investigado, restaurado y en buena parte musealizado como son ejemplo de ello los museos que conforman la Ruta de Caesaraugusta.

4.- Nuevas y viejas tecnologías aplicadas a la investigación arqueológica: Los Castellazos de Mediana de Aragón (Zaragoza).

Autor 1: Elena Maestro Zaldívar
Autor 2: José Ignacio Lafragüeta Puente

La utilización de diferentes tecnologías y métodos aplicados a la investigación del patrimonio arqueológico en nuestro país desde mediados del siglo pasado hasta ahora (topografía,  fotografía aérea, bases de datos, SIG, MDE, registro, diseño y reconstrucción en 3D…), ha supuesto avances y descubrimientos impensables hace unas décadas.

Un ejemplo de su utilización en distintas fases de la investigación, de campo y de laboratorio, y de sus resultados es el yacimiento de Los Castellazos de Mediana de Aragón (Zaragoza).

Ahora bien, esta conservación visible no es el único modo de conservación, no es la única vía por la que el pasado enlaza con nuestros días. Existen otras varias que, aún valorándose como fuente de conocimiento del pasado, no se han considerado desde el punto de vista de la conservación: la toponímia histórica, la permanencia del trazado viario o, el aspecto en el que se centrará esta comunicación, la pervivencia del uso de los espacios.

¿Hasta cuando las murallas romanas continuaron realizando su función defensiva? ¿Donde se reunieron los gobiernos de la ciudad en las culturas posteriores a la romana? Los zaragozanos de hoy en día ¿continuamos haciendo las mismas actividades y en los mismos sitios que los caesaraugustanos? Responder a estas preguntas es atender a otro tipo de conservación de Caesaraugusta, una conservación invisible, pero indicativa de hasta qué punto la identidad de la ciudad continua siendo romana o se ha ido borrando con el paso de los siglos.

5.-  El Camino de Santiago francés en territorio aragonés: su valor histórico y patrimonial:

Autor 1: Raquel Ornat Clemente
Autor 2: Miguel Díaz Paniagua

La comunicación que se presenta tiene por objeto exponer las actuaciones que un grupo pluridisciplinar de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón han desarrollando desde 2013 para estudiar, y analizar el trazado del Camino de Santiago francés, así como los bienes culturales a él asociado.

El objetivo final era el de promover el conocimiento, la protección y salvaguarda del conjunto Camino de Santiago francés, conformado por el trazado y los bienes asociados, puesto que se trata de un bien de interés cultural y patrimonio cultural mundial y europeo. El fin último era contar con un documento de trabajo que permitiera establecer prioridades y criterios de intervención y posibilidades de uso.

Este trabajo ha permitido entender el Camino de Santiago como un concepto lleno de diversidad y polisemia por los numerosos avatares que el trazado ha sufrido a lo largo de la historia y por los peregrinos que por él han transitado durante siglos.

6.-  La Memoria del Camino (MEDELCA): Un proyecto didáctico y divulgativo.

Autor 1: Manuel A. Rojo Guerra
Autor 2: Héctor Arcusa Magallón
Autor 3: Íñigo García Martínez de Lagrán
Autor 4: David Álvarez Polanco
Autor 5: María San Millán Lomas

Durante el año 2016 y de la mano de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) hemos desarrollado un Proyecto didáctico y divulgativo que tiene su origen en las investigaciones arqueológicas llevadas a cabo por nuestro equipo en la Cueva de Els Trocs (Bisaurri, Huesca). La constatación en este yacimiento de las primeras actividades pastoriles trashumantes de la Península Ibérica nos impulsó a intentar rememorar el camino de estos primeros pastores acompañando a uno de los pocos pastores trashumantes que todavía quedan en el Pirineo. Con ello pretendíamos y creemos haber logrado, toda una serie de objetivos tanto de investigación como de divulgación científica que podríamos concretar en: conocimiento detallado y valorización de las cabañeras por las que hoy discurren los rebaños y que probablemente tienen su origen en época neolítica; divulgación científica a gran escala de toda nuestra actividad arqueológica; hacer partícipes a las poblaciones locales tanto del proyecto de investigación como del programa de divulgación (edición de documentales en TVE, divulgación en los centros de educación de los valles de Benasque y Castejón de Sos, contacto directo con los habitantes de los núcleos de población por los que pasaba la cabañera…). Del mismo modo las redes sociales (Página web www.medelca.es, cuentas en Facebook y Twitter) con más de medio millón de interacciones han sido el vehículo principal de divulgación de todo el proyecto..

7.- Plan de Actuación en Bienes Culturales en Aragón.

Autor 1: Raquel Ornat Clemente
Autor 2: Miguel Andrés Pérez Cubero
Autor 3: María Luisa Díez García
Autor 4: José Luis Cano Berrade
Autor 5: Esther Escartín Aizpurua
Autor 6: José Carlos García Pimienta

La comunicación que se presenta tiene por objeto exponer las actuaciones que un grupo pluridisciplinar de técnicos de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón están desarrollando desde 2016 para garantizar el estudio, conservación, preservación y difusión de ciertos bienes culturales aragoneses. La finalidad de estas actuaciones es contar con una propuesta de intervención adecuada a la naturaleza y características de cada bien.

Los objetivos del Plan de actuación en bienes culturales son el promover el conocimiento, la protección y salvaguarda de cada bien, de acuerdo a sus circunstancias; el establecimiento de un documento en el plasmar las prioridades y criterios de intervención y posibilidades de uso y disfrute de dichos bienes por la ciudadanía (mapa de riesgos); y el analizar periódicamente los bienes protegidos por alguno de los regímenes que establece la Ley 3/1999 para conocer su posible deterioro y llevar a cabo las medidas pertinentes para paliarlo.

Para llevar a cabo los objetivos se han realizado un mapa de riesgos de cada bien, lo que ha permitido priorizar las actuaciones y llevar una gestión particular de cada bien y se ha sistematizado la información de las necesidades de cada bien en un registro de una forma coherente, eficaz, objetiva y concreta.

8.- Retos en materia de conservación preventiva de los bienes inmuebles arqueológicos.

Autor 1: Miriam Pérez Aranda
Autor 2: Begoña Serrano Arnáez
Autor 3: Óscar Bonilla Santander
Autor 4: Carlos Valladares Lafuente
Autor 5: Alicia María Izquierdo
Autor 6: Ángel Santos Horneros

En el campo de la arqueología, desde hace un tiempo, se tiene unas directrices claras y marcadas de las formas de actuación.  Lo que no se ha tenido tan en cuenta, son los criterios de conservación en los bienes inmuebles encontrados en dichas actuaciones. Se han llegado a documentar, en algunos bienes inmuebles arqueológicos, deterioros irreparables con su consiguiente pérdida de información.

Hasta hace pocos años no se planteaban los criterios actuales en conservación preventiva, que nos marcan actualmente los permisos de excavación aprobados desde el área de patrimonio. Por lo que vemos necesaria una retrospectiva de los métodos aplicados hasta este momento. Así mismo también estudiaremos los agentes de deterioro, que son el mayor peligro al que se enfrentan los bienes. Sabiendo cómo actúan seremos capaces de poner medidas necesarias para combatirlos.

Todo esto nos plantea nuevos retos en cuanto a materia de conservación se refiere y el qué hacer con todas aquellas actuaciones en las que no se tuvo en cuenta estos criterios. Hoy en día dichos bienes siguen degradándose y se encuentra en peligro su conservación por lo que se deben poner en marcha acciones para su preservación.

9.- Actuaciones periciales en defensa de nuestro Patrimonio Arqueológico: el expolio de la Cueva de Chaves.

Autor 1: José Ignacio Royo Guillén
Autor 2: Francisco Romeo Marugán

Uno de los episodios más aciagos de la arqueología aragonesa ha sido, sin duda, la destrucción del yacimiento neolítico de la cueva de Chaves. Una vez retirada la maquinaria que causó los irreparables destrozos, concluido el juicio que sentó en el banquillo a los responsables del desaguisado y emitida una sentencia que debe considerarse como ejemplar, debemos alejar cualquier duda respecto a las actuaciones arqueológicas realizadas, tanto en el transcurso de las intervenciones científicas dirigidas por V. Baldellou y P. Utrilla, como en las intervenciones que a partir de las instancias judiciales fueron llevadas a cabo para poder emitir un informe y una valoración que desentrañaran el alcance real de los daños causados por las remociones incontroladas en la cueva de Chaves.

Las actuaciones periciales realizadas en junio de 2010, dirigidas por J. I. Royo y F. Romeo, arqueólogos de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, no sólo permitieron constatar el total arrasamiento de la secuencia estratigráfica neolítica y la extensión real del yacimiento, que superaba los 2.500 m2 de extensión. Buena prueba de ello es la recuperación de numerosas evidencias de los niveles arrasados, junto a un material arqueológico plenamente representativo de los niveles neolíticos de Chaves, sumando en total un número de 2.508 piezas totalmente descontextualizadas de su posición estratigráfica original. En este trabajo hacemos hincapié en estos materiales y en su importancia para demostrar no sólo la riqueza de este yacimiento, sino la intensidad de su destrucción. La aparición de importantes restos de cantos pintados, cerámica decorada, adornos, industria lítica, fauna o restos humanos, sólo confirma la importancia de este yacimiento en el proceso de neolitización de las tierras pirenaicas y la profunda huella que nos dejará su pérdida.

10.-  Diagnosis del estado de deterioro de la piedra de la Catedral de Huesca.

Autor 1: María Pilar Lapuente Mercadal
Autor 2: José Antonio Cuchí Oterino
Autor 3: Luis Francisco Auqué Sanz

En el marco del proyecto “Redacción del Estudio petrológico de la fachada sur del transepto de la Catedral de Huesca”, encargado por el Departamento de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón a la Universidad de Zaragoza, se realizó un estudio integral de caracterización de la piedra documentando los problemas de deterioro detectados. Se completó con trabajos experimentales in situ y en el laboratorio. Se ensayaron probetas de piedra tratada y sin tratar en areniscas locales y en otras variedades comerciales con objeto de valorar su comportamiento frente a procesos de alteración acelerada. El estudio permitió proponer los tratamientos mejor valorados y el material más adecuado para las sustituciones de piedra en su futura intervención.

Se presenta aquí el análisis del deterioro, diferenciando entre los daños identificados y las causas que los provocan. Tras la inspección visual de la parte media alta de dicha fachada, se documentaron las lesiones observadas agrupadas en: a) pérdida de material; b) roturas, fisuras y grietas; y c) biodeterioro por desarrollo de pátinas y por anidamientos de aves. Su desarrollo e intensidad se ven incrementados por la conjunción de ellas.

El deterioro afecta a la integridad de la piedra en distinto grado, según sea su ubicación y función en el paramento del edificio. Así se identificaron cuatro zonas con deterioro grave: a) el alero-canalización y desagüe del tejado, b) el óculo, c) la cornisa-ándito y d) los pináculos.

A partir de los daños observados y su ubicación en el edificio fue posible determinar las principales causas del deterioro que, en líneas generales, se categorizan en dos modalidades: a) las asociadas a factores intrínsecos o características propias de la roca y b) las externas o relacionadas con el medioambiente y con la puesta en obra. La acción conjunta de unas y otras, maximiza los efectos lesivos.

11.- Sistema de Información Geográfica en la Comarca de Tarazona y el Moncayo: SIG-Moncayo.

Autor 1: Daniel García Ubalde
Autor 2: María Sebastián López
Autor 3: Carlos García Benito
Autor 4: Julián Pérez Pérez

El Centro de Estudios Turiasonenses (CET), a través de su proyecto plurianual 2013-2016 “Arqueología y Poblamiento en el Valle del Queiles”, ha formalizado la creación de un Sistema de Información Geográfica que pudiera contener toda la información arqueológica y patrimonial disponible por esta institución gracias a sus investigaciones en este campo desde hace ya casi 40 años.

De este modo, para su plasmación se ha realizado una serie de acciones encaminadas a su elaboración:

  1. Obtención y tratamiento de la información (archivo de Arqueología del CET).
  2. Diseño del modelo y normalización de los datos.
  3. Implementación de la información geo-arqueológica en una base de datos relacional creada a tal efecto para este SIG.
  4. Construcción del SIG-Moncayo.
  5. Representación digital y elaboración cartográfica.

Con esta presentación pretendemos dar las claves de su elaboración, así como las posibilidades que esta herramienta ofrece para la protección, conservación, estudio y puesta en valor de la Arqueología en la Comarca de Tarazona y el Moncayo.

12.-  Propuesta-diagnosis del peritaje en el vidrio / cristal (transferible a las artes decorativas)

Autor 1: Esperanza Ortíz Palomar
Autor 2: Juan Ángel Pérez Peralta

En el ejercicio profesional de la arqueología se incluye la labor de peritaje judicial, cuya información administrativa, si bien se ofrece desde los Colegios Profesionales, demanda de formación teórica y práctica, especializada, complementaria.

Se presentan unas variables econométricas pensadas para ser aplicadas al vidrio y cristal, aunque de utilidad general para otros materiales, considerando: valor de mercado (fluctuante) + valores de estimación superpuestos como método de cuantificación para determinar la valía de los bienes culturales.

El proceso de expertizaje conlleva una secuencia ordenada consistente en: autentificar, identificar y tasar. Se exponen las ventajas de contar con un protocolo de 20 parámetros representativos; habiendo manejando y visualizado numerosos objetos de vidrio y cristal para crear un patrón particularizado.

Su desarrollo tiene como germen la publicación de conceptos intermedios entre verdadero y falso, marco conceptual amplio, con matices muy sutiles de diferenciación, que permite una valoración más profesional de las piezas, incrementando la precisión en su tasación, y mayor exactitud técnica en ámbitos museológicos y museográficos.

Detrás de dicho ejercicio, hay un control de reconocimiento exhaustivo e informaciones documentales competentes a la arqueología, historia del arte, conservación, museología, etc. y una investigación plurifactorial sobre vidrio. La aplicación concierne a un espectro cronológico y cultural completo. Se ofrece un planteamiento ambivalente: metodológico y referencial para piezas de especial relevancia, y consultivo, con líneas maestras, para conjuntos irrelevantes. El fin es proporcionar herramientas para elaborar un informe técnico: objetivo, metódico, imparcial, cuantificable, estructural y especializado. Da respuesta al requerimiento pericial de aportar criterios técnicos o científicos, organizados, sintéticos y empírico, y a los peritos, no especialistas, dotarles de un instrumento de reconocimiento ágil.

 13.-  Agentes de protección del Patrimonio Cultural y Guardas del Gobierno de Aragón. 

Autor 1: Miguel Ángel Zapater Baselga

La finalidad de esta comunicación es poner en conocimiento de los profesionales del patrimonio cultural aragonés la existencia de dos desconocidos colectivos, integrados únicamente por 11 trabajadores, cuya misión es la salvaguarda, día a día y directa sobre el terreno, de nuestro rico patrimonio cultural.

Hasta el traspaso de las competencias en materia de cultura del Estado a la Comunidad Autónoma de Aragón en 1983, algunos monumentos, conjuntos históricos y yacimientos arqueológicos eran protegidos, in situ, mediante la figura laboral denominada: Guarda.

Originariamente, los ya Guardas del Gobierno de Aragón desarrollaron sus funciones solamente en uno de los bienes indicados; excepto el trabajador de Albarracín, desempeñando éste su labor en el conjunto histórico y en las pinturas rupestres ubicadas en su término municipal. Posteriormente algunos ampliaron la supervisión a varias comarcas.

La transformación de la figura de Guarda en Agente de Protección del Patrimonio Cultural comenzó a ser requerida a la Administración Autonómica en 1996 por José Antonio Remón Aísa y Miguel Ángel Zapater Baselga, Guardas en aquellos momentos de la comarca de Alcañiz y del conjunto histórico de Uncastillo, respectivamente.

En enero de 2007 el Director General de la Función Pública presentó una propuesta para la creación de una nueva clase especialidad que se le denominó: Agentes de Protección del Patrimonio. A comienzos de 2011 fue publicada en el Boletín Oficial de Aragón la modificación de la Relación de Puestos del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, asignando a cada Agente una circunscripción comarcal.

Después del proceso selectivo interno, al que se presentaron algunos Guardas con su plaza en propiedad, fueron cubiertos varios de los nuevos puestos creados en dicha clase de especialidad.

En la actualidad coexisten Agentes de Protección del Patrimonio Cultural (funcionarios de carrera) y Guardas (personal laboral), configurados ambos colectivos tanto por trabajadores fijos como interinos.

Anuncios